Laboratorios Eudermic whatsapp: 33-1547-4604
Enviar

En el marketing, tanto en el entorno offline como en el online, el proceso de interacción con el cliente es como una conquista amorosa.

 En primer lugar, hay una etapa en que te esmeras por captar su atención. Luego, cuando ya consigues establecer contacto, comienza lo más importante: la interacción real. Aquí, generar experiencias gratificantes, además de compartir ideas y el modo de expresarse, son vitales para obtener su confianza y enriquecer la relación.
Luego, la preocupación por los detalles, mantener una buena comunicación y resolver los problemas que se presentan para solucionar los enfados, siempre deben estar presentes. Con todas estas actitudes, conseguirás una relación de conquista exitosa.

A continuación Laboratorios Eudermic te comparte siete formas para lograrlo y conquistar a tus clientes en forma duradera:

1. Registra los detalles
Lleva un registro puntual del consumo de cada cliente. Esto te ayudará a detectar sus gustos y anticiparte a sus necesidades. Así, podrás mostrarle las opciones que seguramente tiene en mente, antes de que lo pida.

2. Deja que “pruebe”
Ofrecer una “muestra” es una herramienta de mercadotecnia bastante efectiva para conquistar nuevos clientes. Se trata de una oportunidad para que el consumidor conozca tus productos.

3. Ofrece una experiencia
Una experiencia incluye mercadotecnia sensorial. Esto significa manejar colores, luces, aromas, etcétera. Integra todas estas sensaciones a tu oferta, de tal forma que conquisten los sentidos de tus consumidores.

4. Gánate su confianza  
El consumidor está harto de empresas que te dicen “tenemos todo lo que necesitas”, pero que al final no entrega el producto a tiempo, ni respeta el precio acordado. Entonces, para ganarte la confianza del cliente, necesitarás, más que una sonrisa, cumplir con tu palabra. Para ello, no descuides ni un instante a tu consumidor, dedícale tiempo y mantenlo informado.

5. Habla su idioma 
Un error común de los profesionales es que explican las cosas utilizando términos técnicos que la mayoría desconoce. Esto hace sentir incómodo al cliente pues no comprende en qué consiste la solución que le proponen. El consejo aquí es presentar soluciones puntuales y, sobre todo, cuál es la finalidad de cada una.

6. Que no se vaya enojado
Existe un dicho que dice que “un cliente feliz se lo dirá a una o dos personas, y uno infeliz se lo hará saber a 10 personas”. Dale la oportunidad de expresar su malestar, demuestra preocupación por ayudarlo y ofrécele soluciones inmediatas como la reposición del producto o un descuento en su próxima compra.

7. Mantén la comunicación
Comunicación y seguimiento son acciones básicas para garantizar una relación de largo plazo. Coloca un buzón de sugerencias, un número telefónico de atención directa y envía encuestas de opinión vía correo electrónico. Esta información será el punto de partida para tomar decisiones encaminadas a mejorar cada día tu servicio.

Encuentra este artículo en www.entrepreneur.com

Hoy Laboratorios Eudermic te comparte este artículo para que revises y te asegures de no estar cometiendo alguno de estos errores que afectan directamente la supervivencia de tu negocio.

¿No recibes suficientes solicitudes preguntando por tu servicio? ¿Los posibles clientes que te llegan no están convencidos de que seas su mejor opción? Si respondiste a una de estas preguntas con un “sí”, es hora de que te replantees si estás haciendo marketing efectivo.

Para que tu negocio funcione y logres una entrada constante de posibles clientes, es fundamental hacer marketing, apoyándote con publicidad, dentro de tu proceso de venta.

Implementar marketing, no es más que una serie de acciones estratégicamente pensadas, dependiendo de los objetivos que te marques, a corto, medio o largo plazo.

Para que tu marketing sea efectivo, deberá ser pensado e implementado con el objetivo de crear confianza y deseo, mayormente enfocado en atraer clientes y no en intentar vender directamente.

Para que te vuelvas un imán de personas que deseen trabajar contigo o que pidan tu producto, evita estos 5 errores que te alejan de vender:

1. No tener claro a quién ayuda

Tu cliente no es todo el mundo.

Tampoco es aquel que sólo por tener los recursos para pagarte se puede beneficiar de lo que vendes. Es altamente recomendable especializarte y definir a tu cliente ideal, que no es más que la persona con la que te encantaría trabajar porque es a la que puedes servir mejor.

Tener claro a quienes ayudas, te permite crear un mejor servicio o producto enfocado en satisfacer las necesidades o resolver los problemas de ese tipo de cliente en específico. Dirigirte a un tipo de cliente en especial, te ayuda a diferenciarte de la competencia, porque pasas a ser un generalista a un especialista, que conocerá al dedillo los dolores o anhelos de su posible cliente.

No es lo mismo ser una fitness coach que ayuda a las mujeres a recuperar la figura después del embarazo, que ser sólo una fitness coach. La primera conocerá mucho mejor a su nicho (grupo específico de personas o asunto en concreto): sus miedos, retos, necesidades y su marketing irá directo al punto.

2. No tener claridad de qué solucionas o ayudas a conseguir

Detrás de un producto o servicio existen motivadores, y son las razones por las que tendemos a comprar. En realidad, lo que tus clientes buscan es algo que va más allá de lo que ofreces. Lo que vendes sólo es un vehículo o herramienta para conseguir un objetivo o sentirse de una manera determinada.

Cuando alguien, en lugar de montar por sí mismo su web contrata a un diseñador, compra tiempo, cuando contratan a una decoradora, compran belleza, status, incluso, tiempo. Un seguro de auto, no es sólo un seguro, compran tranquilidad. Cuando una mujer compra un programa para bajar de peso, al final lo hace porque busca autoestima y belleza para conseguir un fin último, el amor. Quien compra comida orgánica compra salud.

Es importante tomarte el tiempo para analizar qué ofreces más allá de lo tangible o descriptivo para que puedas hablarle a tu cliente con un mensaje que le resuene.

3.¿Tu servicio o producto a qué motivador está vinculado?

No conocer realmente lo que tus clientes necesitan…

Para crear un servicio o producto por el que realmente tu cliente esté dispuesto a pagar, deberás estar constantemente investigando, escuchando y evitando suposiciones. Realiza encuestas a tus clientes potenciales y averigua de primera mano qué necesitan.

Puedes dar un regalo o descuento a cambio de la información. Utiliza herramientas como Typeform o Google Forms para crearlas. Funciona también si preguntas a tus clientes actuales, qué es lo que más valoraron de tu servicio o producto y si creen que hay algún aspecto que podrías mejorar o añadir para que el proceso, la experiencia o el resultado sea mejor.

Tal y como dice el gurú del Marketing, Seth Godin:

“No encuentres clientes para tus productos, encuentra productos para tus clientes”.

4. No comunicar correctamente la solución que aportas para conectar con tu cliente

Una de 5 las razones, por las que los emprendedores y las pequeñas empresas fracasan, de acuerdo con Forbes, es porque no saben comunicar efectivamente el valor de lo que ofrecen.

Al no definir los puntos mencionados anteriormente, resulta difícil crear un mensaje que apele directamente a tu posible cliente, que lo haga pasar a la acción y lo acerque a comprar.

El error está en comunicar lo que ofreces, centrándote únicamente en características, cuando lo importante es destacar beneficios y resultados.

Es fundamental llegar a sus emociones para lograr conexión y empatía. A tus posibles clientes debes hablarles de ellos para ellos, utilizando sus mismas palabras,

para que se sientan identificados y te vean como su mejor solución. Tu servicio o producto puede ser magnífico, pero si no sabes cómo comunicar su valor,

tendrás problemas para venderlo.

5. No ser constante, paciente ni proactivo

Implementar marketing efectivo no se limita a una sola acción, debes marcarte un plan con objetivos e implementar las tácticas que te encaminen a conseguirlo.

Mientras tu emprendimiento, negocio o empresa exista, tendrás que preocuparte por tu marketing y estar constantemente ahondando en cómo puedes mejorarlo.

Cuando las ventas van mal, te recomiendo que te preguntes, en qué podrías estar fallando o qué podrías mejorar, basándote en los cinco puntos anteriores. Son una especie de ruta, de las claves en las que debes fijarte para que atraigas más clientes y vendas mejor.

Ahora es tu momento ¿En cuál crees que estás fallando?

Encuentra este artículo en www.entrepreneur.com

Hoy Laboratorios Eudermic te comparte este artículo sobre la importancia que tiene el nombre de tu marca, ya que este puede hacer la diferencia, mira por qué…

Imagina que McDonald’s se hubiese llamado “Hamburguesas Ray” o que en vez de Pizza Hut hubiese sido “Pizzería Juan”.

 ¿Crees que tendrían el mismo éxito? Así como un contador es tal vez el profesional más adecuado para calcular sus impuestos, un profesional en mercadotecnia es posiblemente la mejor opción para crear el nombre de tu nuevo producto o empresa.

Es posible que como pequeño emprendedor estés comenzando con un presupuesto reducido. Sin embargo, el nombre del negocio es uno de los aspectos más importantes del mismo ya que será lo primero que la mayoría de tus clientes perciban, e influirá considerablemente en la primera impresión de cualquier cliente potencial.

Encontrar el mejor nombre no es una tarea fácil, pero dar con el nombre adecuado para tu negocio te puede generar muchos beneficios. El nombre combinado con su logotipo y slogan serán tu carta de presentación y juntos serán un elemento clave en tu empresa al comunicar un mensaje implícito: qué haces, quién eres, que ofreces, etc.

A continuación te presento algunas métodos que suelen utilizar los profesionales del marketing para nombrar exitosamente a todo nuevo negocio o producto.

 1. Lo esencial es que definas qué quieres comunicar.
Primero necesita saber “qué” y después vendrá el “cómo”. ¿Qué quiere decirle a sus clientes con el nombre? Un nombre adecuado siempre comunicará quién eres y qué es lo que hace tu empresa con un menor esfuerzo.

Estos son algunos puntos de referencia que puedes utilizar para tomar la decisión de qué elementos quieres destacar con el nombre.

– Describe tu tipo de negocio.

– Diferencia a tu empresa de la competencia.

– ¿Qué es lo qué haces mejor?

– ¿Qué quieres que recuerden tus clientes?

– ¿Qué parte del negocio quieres recalcar?

2. Las palabras adecuadas.
Algo muy útil puede ser que te detengas un minuto a observar los nombres y marcas de los vehículos, refrescos, bancos, computadoras, restaurantes, ropa y demás artículos que consumes y utilizas a diario. Verás que la mayoría de ellos no sobrepasa las siete letras.

Basta con que recuerdes nombres de las computadoras más comunes: Dell, Sony, HP, Mac. todas ellas tienen mucho en común, además de dedicarse al mismo giro comercial. A continuación te presento algunas de las características que debe contener tu nombre, si quieres hacerlo como los profesionales:

 – No más de 7 letras: entre más corto será más fácil de que los clientes recuerden su nombre.

– Pocas palabras y fácil de pronunciar y recordar: utilice palabras que puedan ser fácilmente repetidas por otras personas, olvídese de nombres largos y de términos que sólo usted entiende.

– Descripción implícita de los beneficios: es importante tratar de incluir qué es lo que usted es mejor, un ejemplo es “Fast Clean” el propio nombre sugiere que su ropa se entregará limpia y rápidamente.

– Congruencia con el giro del negocio: El nombre debe de estar relacionado con la actividad fundamental de tu empresa.

– Connotación positiva: no uses palabras que puedan implicar que tu marca es mala, lenta, ineficiente, etcétera.

– No olvides tu slogan: un slogan puede reforzar considerablemente el mensaje que quiere comunicar al atraer la atención del consumidor.

Una vez identificado que es lo que quieres resaltar de tu negocio existen varias formas para crear nombres, entre ellas la lluvia de ideas.

3. Genera una “lluvia de ideas”.
La lluvia de ideas es una técnica de grupo que tiene como objetivo generar la lista de los posibles nombres. A continuación te presento algunos factores que debes considerar:

– Reune a todos los participantes en el proyecto y cualquiera que se ofrezca a ayudar: socios, pareja, familia, etcétera. Recuerda que dos cabezas piensan mejor que una y tres cabezas piensan mejor que dos.

– Crea un ambiente confortable, donde las personas se sientan relajadas.

– Ten hojas de papel y lápiz o algún pizarrón para anotar, ya que las palabras se las lleva el viento.

– Cuando creas que la imaginación se agotó, abre algún diccionario en una página al azar y selecciona alguna palabra. Trata de incorporarla a los nombres que hayan generado. Te sorprenderá como las nuevas ideas comenzarán a fluir.

– Ten a la mano un diccionario de sinónimos o utiliza el que viene incluido en el procesador de palabras de tu computador.

4. Descarta y encuentra el apropiado.
Una vez que tengas una lista de los posibles nombres, es el momento de que escojas el más adecuado de acuerdo al tipo de negocio que deseas construir. Para conseguirlo, esta lista de preguntas te serán de mucha ayuda:

– ¿Cuál es el más fácil de pronunciar?

– ¿Cuál es el más corto?

– ¿Cuál no necesita una explicación adicional para entender lo que ofrece?

– ¿Cuál te gusta más?

– ¿Cuál es más fácil de recordar?

– ¿Cuál es diferente al de la competencia?

– ¿Cuál proyecta éxito?

– ¿Cuál da a conocer mi ventaja competitiva?

Encuentra este artículo en www.entrepreneur.com

Contacto whatsapp        33-1547-4604